domingo, 13 de agosto de 2017

Luego de ingresar, en el semestre pasado, al Rock & Roll Hall of Fame, la internea del conjunto no se encuentra en un buen pie. La visita de algunos miembros -Arnel Pineda, Jonathan Cain y Ross Valory- a la Casa Blanca -fotografiándose con el Presidente Donald Trump- gatilló en Neal Schon una reacción en redes sociales, pues lamentó que la prensa asociara al grupo completo con la administración.
"Seguiré fuerte y consistente con la creencia de que Journey no debería ser utilizado y explotado por nadie, especialmente por los miembros de la banda para la política o religión", escribió el guitarrista en Facebook, aclarando que la visita fue realizada por los músicos a modo particular, sin representación de nadie, pese a que en los medios de comunicación se menciona a Journey.
"Claramente esto no muestra respeto o unidad, sólo divide", apuntó Schon, cuyo enfado siguió en Twitter, revelando que en los últimos dos años las cosas no han estado bien al interior del colectivo, dando a entender que incluso sus compañeros han querido salir de gira sin él. "Los últimos dos años no han sido fáciles", concluyó, dejando todo en un misterio sobre el futuro.
Reacciones:

0 comentarios: