jueves, 29 de junio de 2017

Luego de que hace unos días se revelaran sus intenciones de patentar uno de los símbolos rockeros definitivos -el de hacer los cuernos con las manos- y de ser trolleado a nivel planetario por fans y colegas, el bajista de Kiss se arrepintió y cesó de dicho intento.
En la página oficial de Patentes y Marcas de Estados Unidos se informa que la iniciativa, iniciada el 9 de junio previo pago de 275 dólares, fue abandonada sin motivo especificado. En Forbes se afirma que "los gestos de las manos no pueden funcionar como marcas registradas. Y si se pudiera, no hay manera práctica de hacer valer la marca".
"Mi signo es una homenaje a Spider Man", se defendió el músico hace unos días. Parece que esta vez, su idea fracasó.
Reacciones:

0 comentarios: