domingo, 11 de junio de 2017

Esta anécdota tiene unos años, pero Eddie Vedder la recordó esta semana en una nota en la radio satelital SiriusXM. ¿De qué hablamos? Del día que Paul McCartney le dio una piña en la cara.
Según cuenta Vedder, se trató de un accidente que ocurrió en el bar de un hotel en Seattle. El ex Beatle estaba contando cómo le había pegado a alguien y, en plena demostración de lo sucedido, le metió una trompada de lleno al frontman de Perl Jam: “Me pegó. No se contuvo en el movimiento. Mientras lo escuchaba, pensé: ‘Paul McCartney me acaba de golpear la cara y dolió’. Creo que incluso sentí algo de sangre. Me la dio del lado derecho. Y se disculpó rápido para poder seguir contando su historia”.
Más allá del dolor del golpe, a Vedder le quedó la anécdota de por vida: “Es una historia fascinante. Un gran momento de mi vida. Me dolió por un par de días y me acuerdo que cuando el dolor cedió y la hinchazón bajó, un poco lo extrañé”.

Reacciones:

0 comentarios: