martes, 13 de mayo de 2014

Parece que Dinamarca se buscó un estandarte rockero de orígenes escandinavos para promover su cultura alcohólica. En los últimos meses, Lars Ulrich fue contratado por dos bebidas distintas para sus campañas de publicidad.
En primer lugar, el baterista de Metallica fue una de las seis personas seleccionadas por la cerveza danesa Carlsberg para diseñar una botella de la colección Stand Out (es decir, de personalidades destacadas). El músico eligió para su envase una instantánea suya tomada por el fotógrafo Ross Halfin en París durante una gira europea de la banda en 2012.
Por otra parte, Ulrich también fue contratado para ser la cara del bitter Gammel Dansk en una campaña que también busca destacar a personalidades únicas bajo el título Not Like The Others [No Como Los Otros]. Además de aparecer en comerciales de la bebida, el baterista será jurado de un concurso que premia a gente que “va contra la corriente”.
Reacciones:

0 comentarios: