jueves, 1 de mayo de 2014

Adrián Cormillot, médico clínico, rockero y columnista de Casi Famosos, analizó los accidentes más absurdos que terminaron de forma trágica en el mundo del rock. Uno de los casos más extraños sin dudas fue el de Cliff Burton de Metallica, que falleció por un choque del micro de gira de la banda. Según cuentan las crónicas, el causante no fue el golpe, sino las malas maniobras de quienes intentaban ayudarlo.
También está el caso de Keith Relf de los Yardbirds, que murió electrocutado por su guitarra eléctrica; y Steve Peregrin Took, de T. Rex, que se fue de este mundo por atragantarse con una cereza.
Todas estas historias y muchas más, en el siguiente audio.
Si te quedaste con ganas de más, acordate que podés escuchar los audios de semanas anteriores.
Reacciones:

0 comentarios: