martes, 25 de marzo de 2014

Amy-Lee-2012
Esta semana, Amy Lee sorprendió con un anuncio fuerte aunque poco preciso en sus redes sociales: “Hoy, por primera vez en 13 años, soy una artista libre e independiente. Quiero esto hace mucho tiempo y estoy muy feliz”. Ante este mensaje, muchos fueron los fanáticos que pensaron que se trataba de un anuncio del fin de su banda. Sin embargo, la cantante aclaró en respuesta a un tweet: “Libre de mi compañía discográfica. Soy libre para hacer lo que quiera, incluyendo Evanescence”.
En realidad, el mensaje probablemente tenga que ver con la demanda que Amy Lee inició en enero contra la discográfica Wind-Up Records, que la manejaba hasta ahora, por más de un millón y medio de dólares en concepto de regalías no pagadas y otros supuestos delitos. Según informó TMZ en su momento, parte de lo que reclamaba la cantante era que la compañía había intentado sabotear la carrera de Evanescence al adjudicarle ejecutivos de cuentas subcalificados para la promoción del grupo.
Esta libertad a la que Amy Lee se refiere posiblemente signifique que, a través de una mediación o de algún otro proceso legal, la cantante se desvinculó de Wind-Up Records, aunque no trascendió si el acuerdo también incluyó un arreglo económico.
Esta será, tal vez, la posibilidad de Evanescence de volver al ruedo luego de la gira de 2012 en promoción de su disco homónimo, publicado en 2011. Por el momento, Amy Lee se concentra en su familia ya que en lo próximos meses se convertirá en mamá. Además, la cantante compuso recientemente su primera partitura original para una película (War Story, estrenada en enero en el festival de Sundance).

Reacciones:

0 comentarios: