Actitud Rocker es una radio especializada #RockBoliviano, es presentada por Erick Sivila.

Últimas Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

domingo, 25 de agosto de 2013

Los básicos, por Alfredo Rosso.


BBOYS

Cuando se arman los rankings de los grandes temas de la historia del rock, en los primeros puestos, invariablemente figura la canción de los Beach Boys “Good Vibrations”, editada por el grupo a fines de 1966. En el momento en que apareció en forma de single, el cerebro de los Beach Boys, Brian Wilson, venía de concretar su gran obra maestra en la forma del álbum “Pet Sounds”, uno de los discos más importantes en la historia del rock por el concepto revolucionario de sus arreglos y la delicadeza de sus melodías, armonías vocales y orquestaciones. Con “Good Vibrations”, Brian Wilson pensaba llevar sus ambiciones musicales un paso más adelante, todavía. Deseaba concretar una sinfónia pop en los tres minutos y medio que ocupaba el típico simple de la época.
“Mi madre solía hablarme de las vibraciones.” Declaró Wilson durante una entrevista de 1976 a Rolling Stone. “Cuando era chico no entendía muy bien lo que me quería decir, incluso me daba un poco de miedo pensar en que existían vibraciones invisibles que afectaban a la gente.” Sin duda, de grande, Brian comprendió a qué se referían esas vibraciones, especialmente cuando la palabra fue una de las más citadas en el lenguaje hippie de la Costa Oeste. Tener buenas vibraciones era estar en armonía con la vida, con las personas, con el cosmos.
Brian Wilson declaró: “ ‘Good Vibrations’ estaba destinado a ser el resúmen de mi visión musical; una armónica convergencia de talento e imaginación; sofisticados niveles de producción y composición y un sentido de la espiritualidad. Yo lo había escrito en 1966 y durante un viaje de LSD imaginé una producción tipo Phil Spector. Instintivamente sabía que era el tema indicado para ese momento.”
El tema fue escrito en tres partes separadas y requirió 17 sesiones, tres estudios de grabación diferentes y seis semanas para ser completado, con un costo que superó los 20.000 dólares, por ese entonces una suma inédita para una sola canción. En rigor de verdad, la grabación de “Good vibrations” comenzó antes todavía que la del álbum “Pet Sounds”. La parte instrumental de la primera versión se grabó el 17 de febrero de 1966 y, despuès de veintiséis tomas, la sesión fue completada con una mezcla básica en mono. Al día siguiente dse grabó una parte vocal de guía. Hacia fines de febrero, Brian Wilson “archivó” el tema durante un tiempo para dedicarle sus esfuerzos a las canciones de “Pet Sounds”, pero “Good vibrations” volvió a concentrar su atención el 24 de mayo de ese año y los trabajos en el tema continuaron hasta el 18 de junio, donde volvió a ocurrir una impasse hasta el 24 de agosto del ’66. Una vez finalizada la grabación, las diferentes secciones de “Good vibrations” fueron editadas y ensambladas, lográndose un verdadero collage musical, algo que los Beatles también harían en temas famosos como “Strawberry Fields together” o “A day in the life”.
“Puse de todo en el tema,” recuerda Brian. “Un bajo distorsionado, clarinete, chelo, arpa y hasta un theremin.” El theremin era un instrumento electrónico que hasta entonces se había usado para crear climas fantasmagóricos en las películas de horror y ciencia ficción.”
El publicista de Brian, Derek Taylor, describió a “Good Vibrations” como “una sinfonía de bolsillo”. Se editó como single el 10 de octubre de 1966, con el tema instrumental “Let’s go away for awhile” como lado B y en diciembre de ese mismo año llegaba al primer puesto en el chart de Estados Unidos que llevaba la revista Billboard. Fue también número uno en Inglaterra, la primera vez que un tema de los Beach Boys lograba esa distinción en tierras británicas. “Good vibrations” se editó como un single individual (no como un extracto o anticipo para promocionar un álbum), aunque once meses más tarde sería incorporado, también, al siguiente disco de larga duración de los Beach Boys, “Smiley Smile”.
Entre muchas distinciones, “Good vibrations” es parte de la lista de “500 canciones que forjaron la historia del rock and roll” del Rock and Roll Hall of Fame. Además de integrar “Smiley Smile” se lo puede encontrar hoy día en prácticamente toda recopilación de grandes éxitos de los Beach Boys que merezca ese nombre pero si hay que recomendar una de ellas, bien puede ser “Endless Summer”, una de las mejores visiones de la primera década en la carrera de los Beach Boys que pueda encontrarse hoy en el mercado musical.
Por Alfredo Rosso

No hay comentarios.:

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas