Los Odio: nueva súper banda del rock mexicano.

Paco Huidobro (Fobia), Tito Fuentes (Molotov), Jay de la Cueva (Titán, Moderatto), Quique Rangel (Café Tacuba) y Tomás Pérez (Microchips, La Lupita) son personajes de gran trayectoria en la escena del rock mexicano. Y son, también, integrantes de un nuevo proyecto alternativo: Los Odio.
Los Odio surgen, en esencia, de la bilis de Paco Huidobro, guitarrista y compositor de la banda mexicana Fobia, además de productor y cerebro de muchos otros artistas latinoamericanos.
Por el peso de sus integrantes, Los Odio podría tener la etiqueta de una "súper banda", pero la única pretensión de ellos es hacer lo que más les gusta como músicos y amigos.
En palabras del propio Paco: "Más que un grupo, Los Odio es un desplante. Y esto es gracias a una colección de canciones en las que tengo la bendición de ser acompañado por mis mejores amigos. Nos juntamos para hacer lo que más nos complace de esta profesión, tocar sin ataduras; no para hacer carrera sino para compartir la música y las ganas cuando se da la oportunidad".
Con presentaciones (que pasarán a la historia por su desfachatez y falta de compromiso) en festivales de la talla del Vive Latino, más algunos singles que vienen rotando en las radios del DF ("Mi Radio", "El Último" y "Superpompis"), Los Odio ha logrado generar un espacio propio dentro de la escena mexicana.Así lograron captar la atención de personas que sienten al proyecto como una propuesta original y fresca. La intención de Paco y sus compinches, sin embargo, no ha sido otra que juntarse a tocar una colección de canciones que dieron origen a su primer disco.
El álbum debut, de título homónimo, tuvo su primera edición en México a fines del año pasado. Y ahora, desde fines de este mes, podrá conseguirse en Argentina, Chile y Uruguay.
Con base netamente rockera (voz, guitarra, bajo y batería), "Los Odio" incluye 10 temas que son algo así como la manifestación sonora de pequeñas dosis diarias de odio e ironía.
Son canciones callejeras que retoman lo mejor del rock urbano para darle un nuevo sentido a la bilis que expulsamos día a día: la resignación, el conformismo, la soledad, el sarcasmo y el enojo con uno mismo. El "odio", en síntesis, funciona como bandera y estandarte de todo el proyecto.
Este súper grupo es una fórmula alejada de las fórmulas, un proyecto ajeno al compromiso que representa ser miembro de otras agrupaciones conocidas, un antídoto a la rutina musical.
SOURCE: MTVLA

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Attaque 77 pierde a su líder.

Alison Mosshart debuta en solitario con 'Rise'

Gustavo Cordera de Bersuit se lanza como solista.